El transporte marítimo es, sin lugar a duda, uno de los medios de transporte más utilizados y eficaces para el envío de mercancías. El factor fundamental que hace fuerte a este tipo de transporte reside en sus buques y el modo de organizar las mercancías en base a contenedores. Esto hace que el transporte marítimo sea muy flexible y fácil de adaptar para distintas mercancías y tipos de industrias.

Una de las ventajas que posee el transporte marítimo es que sus costes son mucho más económicos que los de otro tipo de transporte, como el aéreo o terrestre.

Dentro del cálculo del coste del envío de mercancías por mar entra en juego un concepto muy importante: los fletes marítimos.

Veamos qué son los fletes marítimos y en que inciden en el precio final de coste del uso del transporte marítimo ¡Toma nota!

 

 

Qué son los fletes marítimos

Los fletes marítimos son los contratos o precio final asociado al transporte marítimo de una mercancía de un puerto a otro. En otras palabras, es el coste asociado al transporte de mercancías mediante un buque de carga.

No existe un solo valor de flete marítimo, este varía en función de determinado son conceptos.

Uno de los términos que inciden de un modo mayúsculo en el precio final, es el tipo de flete marítimo.

Cada tipo de flete posee sus propias características especiales que hace que su precio varíe. Veamos los tipos de fletes que existen y sus principales diferencias.

 

 

Tipos de fletes marítimos

Los fletes marinos, llamados internacionalmente Liner, están diseñados bajo las condiciones que una empresa de transporte marítimo está dispuesta a realizar el envío de la mercancía.

Así pues, los principales fletes que podemos encontrar  son los siguientes:

 

Line Term

Se trata de un flete que incluye todas las fases del transporte marítimo. Estas fases son:

  • Carga en el puerto.
  • La estiba, distribución y colocación adecuada de la carga en una embarcación.
  • Descarga de mercancías en el puerto de destino.

Entran también todos los costos de manipulación en los puertos de carga y descarga (variables según el puerto). El usuario tendrá la responsabilidad de acercar la carga al costado del buque.

 

Free In

Este tipo de fletes se encargarán de los costes asociados en el puerto de destino de: transporte, la desestiba y la descarga. Todo lo relacionado con la carga inicial van a cargo del usuario.

 

Free Out

Este caso es el contrario del apartado anterior. El flete incluye la carga, estiba y transporte desde el puerto de origen. La empresa de las mercancías se ocupará del  gasto de las funciones  de descarga y derivadas en el puerto de destino.

 

Free In and Out (F.I.O)

Este es un tipo de flete que solo se encarga del transporte de las mercancías. No se ocupa ni de la carga ni descarga de las mercancías  en los puertos.

La empresa de transportes no tiene responsabilidad en la  manipulación, riesgo… de la manipulación de las mercancías.

 

Free in Out and Stowed (F.I.O.S)

Este es un flete un poco más completo que el anterior. Además de transporte incluye el costo de la estiba a bordo.

Ni la carga, descarga o estiba de las mercancías a bordo del buque están incluidas en el precio del flete.

 

Free In, Out, Stowed and Trimmed

Es un flete muy similar al de tipo F.I.O.S, se suma los gastos por el traslado de carga en las bodegas más el del propio del transporte de las mercancías.

 

Free in/ Liner Out (F.I.L.O)

La empresa transportista se encarga de los gastos referidos a la descarga. El usuario que contrata el servicio de transporte marítimo es responsable del costo de carga, estiba y sujeción de la mercancía en el buque.

 

Liner in / free Out (L.I.F.O)

La empresa de transportes se encarga del coste de las funciones asociadas al flete Lines in y el flete free Out.

El usuario se encarga de los costos vinculados de descarga o desestiba.

Los tipos de fletes definen  las responsabilidades a la hora de la carga y descarga de las mercancías. Pero además del tipo de fletes existen otros conceptos que sumarán más al valor final del flete a contratar.

 

 

Cómo calcular el precio de los fletes marítimos

El tipo de flete ofrece uno de los conceptos base para el cálculo de éste. Pero además, entran en juego otros tipos de factores que modifican el valor final del flete.

Vamos a enumerar otros conceptos más importantes que se añaden al cálculo del flete, además de la tarifa del tipo de flete:

  • Recargos.  Para compensar ciertas variaciones  en los costos y/o operaciones en los buques se añaden recargos (combustible, ajustes monetarios, etc.)
  • Tipo de carga y volumen. En este apartado entran en juego términos como el envío marítimo en un contenedor completo para un solo expedidor, o grupaje marítimo en cargas de diferentes expedidores.
  • Coste por Contenedor. Cuanto mayor número de contenedores mayor su coste.

En definitiva, el precio final de los fletes varía mucho, no solo por el tipo de flete asociado a su transporte. El tipo de carga y volumen también es un factor determinante.

Tampoco hay que olvidar el origen y destino de los puertos, los cuales poseen sus propios precios por el uso de carga y descarga.

Aún así, el transporte marítimo de mercancías sigue siendo un medio de lo más rentables y eficiente en comparación  con otros transportes.